¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Bases imponibles negativas y prescripción: ¿Hasta cuándo puede Hacienda comprobar?

el . Publicado en Sociedades

Se acabó la tranquilidad para contribuyentes y asesores. El transcurso de más de cuatro años desde la fijación de una base imponible negativa en la declaración del Impuesto de Sociedades, ya no supone que la misma quede libre de las garras de la Agencia Tributaria. No tire a la basura los documentos que acreditan la realidad de las bases imponibles negativas declaradas. Quizá los necesite dentro de muchos muchos años.

Inversión del sujeto pasivo en la construcción y rehabilitación de inmuebles ¿Cómo afecta a empresarios y clientes?

el . Publicado en IVA

Una de las principales novedades de la Ley 7/2012 es el establecimiento de un nuevo supuesto de inversión del sujeto pasivo en el IVA, para las ejecuciones de obras inmobiliarias, con o sin aportación de materiales. En definitiva, las empresas que realicen obras de construcción o rehabilitación de inmuebles deberán realizar facturas sin IVA a sus clientes empresarios. ¿Qué implicaciones tiene esto? ¿Qué pasa con los pequeños constructores que están en módulos, y que ya no podrán repercutir el IVA a sus clientes empresarios, pero que sin embargo deberán ingresarlo en sus declaraciones de módulos de IVA?

Una forma diferente (y económica) de valorar las operaciones vinculadas

el . Publicado en Sociedades

Como es sabido, existe la obligación de valorar "a precio de mercado", las operaciones realizadas entre "partes vinculadas", entendiéndose por tales las descritas en el artículo 16.3 de la Ley del Impuesto de Sociedades, siendo el ejemplo paradigmático de vinculación, la relación existente entre un socio y su sociedad. Pero, ¿cómo podemos conocer el precio de mercado de un alquiler, o de una retribución a un administrador? ¿Si acudimos a alguna empresa especializada para que valore dichas operaciones, cuánto nos puede costar? A continuación expondremos una fórmula sencilla y económica.