5 motivos por los que Hacienda NO puede sancionar a un contribuyente

La imposición de sanciones tributarias se ha convertido, en los últimos años, en algo automático, cuando Hacienda descubre a un contribuyente que no ha declarado conforme a su criterio. Sin embargo, estas sanciones, precisamente por su automaticidad, y por no tener en cuenta la actuación del contribuyente, y su culpabilidad, son frecuentemente anuladas. Explicamos cómo suele fundamentar Hacienda sus sanciones, y cómo combatirlas y anularlas. (Publicado en Idealista)

sanciones tributarias

Podría decirse que la imposición de sanciones es algo tan común y habitual, que Hacienda, a la hora de justificar la imposición de estas sanciones, acude a modelos preestablecidos. En ellos, establece la culpabilidad de los contribuyentes en base a fórmulas genéricas y preestablecidas, que sirven para casi cualquier acuerdo sancionador.

La prueba de que estas motivaciones son genéricas y estereotipadas, son una serie de párrafos, que se repiten de uno a otro acuerdo sancionador. Y que los profesionales que nos dedicamos a recurrir estas sanciones, ya casi nos sabemos de memoria. Por ello, en este vídeo que hemos preparado desde Ático Jurídico, exponemos cinco ejemplos clásicos de motivación, presentes en la mayoría de acuerdos sancionadores, y que han rechazado los Tribunales.

Y es que, afortunadamente, los Tribunales responden, y son muchas las sanciones tributarias que son anuladas. Ello, tanto en vía económico-administrativa, como judicial. Por ello interesa recurrir siempre las sanciones tributarias que se notifiquen a los contribuyentes.

Más vídeos en josemariasalcedo.com 📽️🎬