La prescripción de las declaraciones de responsabilidad solidaria, en manos del Tribunal Supremo

La Ley General Tributaria (LGT) prevé en su artículo 42 diversos supuestos en los que es posible declarar a un contribuyente, responsable solidario de la deuda tributaria. En estos casos, se viene planteando con qué plazo cuenta la Administración, y cuándo se entiende que se ha superado el plazo de prescripción para declarar la responsabilidad solidaria. Estamos ante una cuestión muy importante, y que va a ser decidida en próximas fechas por el Tribunal Supremo.

Autor: José María Salcedo (Consultas a josemaria.salcedo@aticojuridico.com)

CÓMPUTO DEL PLAZO DE PRESCRIPCIÓN PARA DECLARAR LA RESPONSABILIDAD SOLIDARIA

A la hora de determinar cuál es el plazo de prescripción para declarar la responsabilidad solidaria, hay que tener en cuenta que el deudor solidario se coloca al lado, y en la misma posición que el deudor principal. Ello supone que puede exigírsele la deuda desde el día siguiente a aquel en que finaliza el plazo de pago en voluntaria del deudor principal, sin necesidad alguna de declararlo fallido.

Por este motivo, el artículo 67.2 de la LGT, prevé que "El plazo de prescripción para exigir la obligación de pago a los responsables solidarios comenzará a contarse desde el día siguiente a la finalización del plazo de pago en periodo voluntario del deudor principal." Ello, con la salvedad de que los actos de ocultación se lleven a cabo con posterioridad a la finalización del plazo en voluntaria del deudor principal. Y es que, en ese caso, "dicho plazo de prescripción se iniciará a partir del momento en que tales hechos hubieran tenido lugar."

Sin embargo, no ocurre lo mismo con los responsables subsidiarios (artículo 43, LGT) a los que solo puede exigírseles la deuda cuando el deudor principal, y los responsables solidarios, han sido declarados fallidos. Por este motivo, el último inciso del citado artículo 67.2 de la LGT, prevé que "Tratándose de responsables subsidiarios, el plazo de prescripción comenzará a computarse desde la notificación de la última actuación recaudatoria practicada al deudor principal o a cualquiera de los responsables solidarios."

Puede verse, en definitiva, cómo en el caso de los responsables solidarios, y a diferencia de los subsidiarios, el plazo de prescripción se computa desde la finalización del plazo en voluntaria del deudor principal. Por tanto, si desde ese momento transcurren más de cuatro años sin que se inicie el procedimiento de declaración de responsabilidad contra el deudor solidario, habría prescrito el derecho de la Administración a declarar tal responsabilidad. 

La duda es, sin embargo, si existen actos que pudieran interrumpir la prescripción. Por ejemplo, los recursos que dicho deudor pueda interponer contra la liquidación que se le notificó, y cuyo importe se exige al responsable. O también las actuaciones recaudatorias seguidas contra el deudor principal con posterioridad a la finalización del plazo de pago en voluntaria que se le confirió.

INTERRUPCIÓN DE LA PRESCRIPCIÓN DEL DERECHO A DECLARAR LA RESPONSABILIDAD

Dispone el artículo 68.8 de la LGT que, “Interrumpido el plazo de prescripción para un obligado tributario, dicho efecto se extiende a todos los demás obligados, incluidos los responsables”. Sin embargo, queda la duda de si, en el caso de la responsabilidad solidaria, las actuaciones realizadas frente al deudor principal, o los recursos interpuestos por éste, interrumpirían la prescripción.

En este punto, no desconocemos la existencia de voces muy autorizadas en materia de responsabilidad patrimonial, (como la de la gran Nuria Puebla) que han llegado a la conclusión de que cualquier actuación recaudatoria seguida contra el deudor principal, o cualquier recurso interpuesto por éste contra la liquidación que se le notificó, interrumpiría el plazo de prescripción. Ello, por considerar que la obligación de pago del responsable solidario es una obligación accesoria (es decir, que no puede existir sin la obligación de pago del deudor principal).

En este sentido, el Tribunal Supremo, en sentencia de 19-11-2015 (recurso 1312/2015) declaró que "esta Sala, en sentencia de 22 de septiembre de 2002 (casa. 7602/1997) ya entendió que cuando se trata de sujetos pasivos solidarios las actuaciones administrativas realizadas, como dispone el artículo 66.1, a) y b) de la Ley General Tributaria, con conocimiento formal del...sujeto pasivo, así como la interposición de reclamaciones o recursos de cualquier clase, a instancia del mismo, tienen, respectivamente, virtualidad interruptiva respecto de todos los demás sujetos pasivos.

Esta conclusión deriva de lo dispuesto en el artículo 1974 del Código Civil aplicable supletoriamente según preceptúa el artículo 9, apartado 2, de la Ley General Tributaria, toda vez que esta ley no contiene al regular la prescripción de las obligaciones tributarias, norma alguna sobre las obligaciones solidarias. El artículo 1974 citado, dispone: "La interrupción de la prescripción de acciones en las obligaciones solidarias aprovecha o perjudica por igual a todos los acreedores y deudores".

Sin embargo, no parece que todos los Tribunales lo tengan tan claro, sobre todo en supuestos de prescripción en los que la norma aplicable es ya la nueva LGT (Ley 58/2003), y no la antigua Ley 230/1963.

Plazo para declarar la responsabilidad solidaria

EL TSJ DE LA COMUNIDAD VALENCIANA, A FAVOR DE QUE LA PRESCRIPCIÓN NO SE INTERRUMPA POR LAS ACTUACIONES REALIZADAS FRENTE AL DEUDOR PRINCIPAL

Ejemplo de ello es la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (Sala de lo Contencioso-Administrativo – Sección Tercera), de 16-12-2020 (Rec. 20/2020) que en relación con esta cuestión ha declarado que "La distinción entre responsabilidad tributaria solidaria y la subsidiaria que el citado art. 67.2 contempla a efectos del comienzo del transcurso de la prescripción de la acción respectiva resulta coherente con la naturaleza de cada una de ellas y con la doctrina de la actio nata. En esa línea, la exigencia responsabilidad solidaria tributaria no precisa de un procedimiento recaudatorio previo tendente a la efectividad de la obligación tributaria principal, ni se condiciona al fracaso de la actuación recaudatoria."

Y, en relación con la aplicación supletoria del Código Civil, en lo que a la interrupción de la prescripción se refiere, declara el Tribunal valenciano que "No resulta aplicable el art. 1974 del Código Civil para sostener que los actos de interrupción de la prescripción que se verificaron respecto de la entidad obligada tributaria principal propician la interrupción asimismo respecto del recurrente por su condición de deudor solidario.

Así se ha entendido en la STS de 19-11-2015 (casación 3727/2014), la cual excluye expresamente dicha posibilidad argumentando que "si todas las actuaciones frente al deudor principal u otros responsables interrumpen la prescripción, incluso antes del acuerdo de derivación de responsabilidad, la referencia a la prescripción de forma autónoma del responsable carecería de sentido pues no se lograría entender qué efectos tendría fijar un dies a quo para la prescripción del responsable si cualquier actuación efectuada frente al obligado principal, incluso antes de la propia declaración de responsabilidad, interrumpe la prescripción de aquél.

La extensión al responsable sólo puede operar una vez que ya ha sido declarado formalmente responsable, pues hasta dicho instante no es responsable, y no puede, por tanto, pagar la deuda. No existe declaración de responsabilidad que determine su alcance y extensión, por lo que no puede pretender exigir la responsabilidad en relación a un sujeto que no ha sido declarado obligado al pago".

Por tanto, a juicio de la Sala de Valencia, ninguna actuación recaudatoria dirigida frente al deudor principal ni tampoco (se deduce), los recursos interpuestos por éste, interrumpirían la prescripción del derecho a declarar la responsabilidad.

EL TRIBUNAL SUPREMO DECIDIRÁ (AUTO DE 24-11-2021)

Estamos ante una cuestión que va a ser resuelta por el Tribunal Supremo. Y es que, mediante Auto de 24-11-2021 (recurso 2851/2021), el Alto Tribunal ha acordado que la cuestión que presenta interés casacional es la de "Determinar si el cómputo del plazo de prescripción para exigir la obligación de pago a los responsables solidarios se ha de contar desde la fecha de la última actuación realizada con el obligado principal, siempre que no se hubiera producido la prescripción respecto de éste."

En su Auto, se refiere el Tribunal Supremo a su sentencia de 19-11-2015 arriba trascrita, que resolvió esta misma cuestión desde la óptica de la anterior LGT (Ley 230/1963), y aplicando supletoriamente el Código Civil. Por ello, el Alto Tribunal considera que es preciso "a aclarar si, con la vigente LGT, en los supuestos de derivación de responsabilidad solidaria, la interrupción de la prescripción respecto del deudor principal se extiende al obligado solidario."

Por ello, llega a la conclusión de que "Conviene, por lo tanto, un pronunciamiento del Tribunal Supremo que, cumpliendo su función uniformadora, sirva para dar respuesta a las cuestiones que suscita este recurso de casación a fin de reafirmar, reforzar o completar o, en su caso, cambiar o corregir, el criterio que sobre la cuestión fijó esta Sala en la sentencia referida." 

CONCLUSIÓN

Estamos ante una cuestión de gran importancia. Y es que, si el Tribunal Supremo declarase que las actuaciones realizadas frente al deudor principal, y los recursos interpuestos por éste, no interrumpen la prescripción, muchas serían las declaraciones de responsabilidad solidaria que podrían declararse prescritas.

Ello se debe a que es habitual que, para el cómputo del plazo de de prescripción para declarar la responsabilidad solidaria, la Administración tenga en cuenta todas las actuaciones recaudatorias dirigidas frente al deudor principal. Y, si es el caso, los recursos interpuestos por éste contra la liquidación que se le notificó. Por ello, eliminar el carácter interruptivo de la prescripción de dichas actuaciones tendría un efecto demoledor para muchos expedientes de declaración de responsabilidad solidaria que hoy están en los Tribunales, pendientes de resolución.